Lo que era una premonición económica se está convirtiendo en una realidad, la nueva recesión del mercado inmobiliario empujada por diversos factores que podemos resumir aquí como:

  • La precariedad e inestabilidad laboral empuja a los y las potenciales compradores de nuevas propiedades a evitar el riesgo de asumir una carga a largo plazo en forma de hipoteca.
  • Por añadidura las entidades bancaria también echan el freno al otorgamiento de nuevas hipotecas.
  • La dificultad para acceder a una vivienda propia empuja a las familias de todo tipo al alquiler.
  • Los propietarios de viviendas quieren evitar el alquiler porque se sienten desprotegidos frente a la legislación proteccionista del inquilino. Por no entrar en la ocupación ilegal de las viviendas.
  • Como la oferta en alquiler se estanca o baja pero se incrementa la demanda, los precios de arrendar una vivienda se disparan mientras que los de venta tienden a una baja inevitable.

Y no todas las propietarios o propietarios de viviendas que desean vender son grandes fondos de inversión acumuladores de capital. La mayoría las operaciones que manejamos en ResidenTenerife tienen su origen en familias normales, sencillas y trabajadoras como pequeños empresarios de comercios al detalle y por menor, funcionarios de las administraciones públicas, profesionales liberales, empleadas o empleados de toda la vida… que desean vender una propiedad recibida en herencia, el apartamento del sur que tanta ilusión les hizo comprar hace 10 años, pagar esa vieja deuda con el banco que parece que no se termina nunca o simplemente quieren cambiar a una vivienda más pequeña porque la prole ya es adulta y hace su propia vida y la casa se les queda grande.

Estos casos, en no pocas ocasiones sangrantes, que empujan a familias enteras a situaciones críticas, no tienen mucho que ver con el panorama que se dibuja en algunos medios. Si es tu caso te vamos a dar algunos buenos consejos.

  • Busca ayuda profesional experta en el mercado inmobiliario y déjate asesorar. Busca expertos con una larga trayectoria en el mercado, demostrable.
  • Sé realista, la fijación del precio de tu propiedad en venta ha de estar en mercado pero, además, se ha de ajustar a tu premura en obtener la venta. Si tienes una necesidad urgente económica tienes que asumir una bajada de precio entre un 10% y un 20% por debajo del precio actual de mercado. Y eso puede implicar vender más barato que lo que compraste hace 10 años.
  • Acondiciona la propiedad para obtener el mejor precio posible. En ocasiones invertir 5.000 euros puede hacer que el precio de venta suba 10.000 euros, obteniendo una plusvalía extra de 5.000 euros, por ejemplo.

Si tienes dudas, escríbenos o llámanos. Estaremos encantados de ayudarte a salir del túnel y que vendas, por fin, esa propiedad que parece atascada.